Nuestro Caminar en la Década de los 70s

  • En nuestra Diócesis se impulsa un verdadero proceso de renovación pastoral.
  • Se afrontan las dificultades que suponen una reorientación profunda de la catequesis en su contenido, metodología, textos, formación de catequistas, etc.

Nuestro Caminar en la Década de los 80s

  • Se va fortaleciendo un verdadero proceso catequístico en torno a la formación y animación.
  • Se fortalecen las estructuras territoriales de animación a la catequesis.
  • Se configura un equipo de sacerdotes y religiosas con responsabilidades en campos concretos.

Nuestro Caminar en la Década de los 90s

  • El equipo asume una identidad eclesial con la integración plena de laicos.
  • Como fruto de la reflexión regional se elaboran textos que fortalecen la catequesis en proceso.
  • Se reorienta la formación de catequistas en la escuela de verano.
  • Se consolidan las estructuras territoriales.
  • La diócesis envía a algunos laicos a capacitarse al ITEPAL (Instituto Teológico Pastoral para América Latina, Colombia).

Un Nuevo Milenio: Los 2000

  • Organización y estructuración de escuelas vicariales y decanales de formación de catequistas.
  • Atención ocasional en momentos y ambientes a personas con discapacidad.
  • Cambio de coordinador, restructuración del equipo permanente y proyección del trabajo por “Departamentos pastorales”.
  • Lanzamiento del proyecto “Casa del catequista – atención pastoral a los catequistas”.
  • Celebración del Congreso Eucarístico Internacional por destinatarios.
  • XXV años de jornadas catequísticas (2006), se retoma el momento diocesano de forma anual de las jornadas con un tinte motivacional.
  • Re proyección pastoral y administrativa del SEDEC.
  • Se re lanzó el proyecto de “Ediciones Katejein” como servicio de impresión de proyectos evangelizadores y de los mismos materiales del SEDEC.
  • Sensibilización en la formación catequística y el afianzamiento de las escuelas decanales.
  • Renovación de los textos diocesanos para la catequesis de la infancia.
  • Implementación del nuevo proceso y la capacitación.
  • Fortalecimiento de las estructuras de la catequesis.
  • Elaboración e impresión de los materiales anuales.
  • Arranque de la elaboración de los materiales para formación catequística.
  • Estructuración de 2 departamentos nuevos: Catequesis con Adultos, y Catequesis para personas con Discapacidad.

Recogemos frutos y sembramos esperanzas

  • Se fortalece la eclesialidad del equipo.
  • Las parroquias optan por una catequesis en proceso.
  • La formación de catequistas se consolida en torno a un proyecto global a la luz del DGC.
  • Se asumen nuevos desafíos como la catequesis de Adultos y la atención pastoral a discapacitados.